add this print this page
Portada de “Once upon a quinceañera”, por Julia Álvarez
Portada de “Once upon a quinceañera”, por Julia Álvarez

Usos y costumbres

Había una vez una quinceañera

Las adolescentes de hoy todavía quieren su fiesta

Por Alejandra Charrabe
June 2011

 “No tendría que haberme comido esa última alita de pollo”, pienso mientras me termino de ajustar el tacón antes de bajar por las escaleras y entrar al salón. Bajo los escalones de uno en uno para no tropezarme, ya puedo escuchar los gritos de la gente que está bailando mientras me esperan. En la puerta me encuentro con mi escolta, nos tomamos de la mano y simplemente lo miro mientras pienso en lo increíble que va a ser esta noche. La música cambia, empieza a ir más lentamente y el DJ pone mi canción de entrada. Suspiro una última vez y abro la puerta del salón. Todo el mundo me está mirando, mi padres, mis amigas, mis hermanos y justo en ese momento me doy cuenta de cuánto he cambiado, de cuánto he crecido, de que ahora entiendo por qué cada vez que salgo con mis amigas, mi madre me pide que me quede cinco minutos más con ella antes de irme y por qué mi padre no quiere me vaya a estudiar fuera y prefiere que me quede aquí. Un sentimiento aplastante de felicidad, de cariño, de amor, de agradecimiento.

 

Quinceañera, una palabra que puede definirse de muchas maneras y que puede tener un significado distinto para cada persona. Mucha gente tiende a confundir esta fiesta con los conocidos “sweet sixteen” y es cierto que hasta que uno no sea parte de una experiencia como esta, nunca podrá comprobar o entender la diferencia.

 

De la República Dominicana a Queens

La escritora y poeta de origen dominicano, Julia Álvarez, en su libro “Once upon a quinceañera” o “Érase una vez una Quinceañera” explora esta celebración en la que las niñas latinas se convierten en mujeres. Álvarez sigue la fiesta de quince de una adolescente llamada Mónica que vive en Queens y así es testigo de cómo esta celebración no sólo trae felicidad sino también desastres, drama y confusión que vienen de la mano con este evento. Álvarez también intercala en su libro entrevistas con otras jóvenes que han pasado o que van a pasar por este acontecimiento y hasta sus propias experiencias, sus memorias de su infancia y de cómo ella vivió esta celebración como inmigrante. Principalmente habla sobre la historia de esta celebración – cómo empezó y qué ha cambiado desde que las jóvenes latinas se entremezclan cada vez más en la cultura estadounidense.

 

Érase una vez una Quinceañera fiesta de quince es un retrato esclarecedor, accesible y entretenido de la cultura contemporánea Latina, así como una mirada crítica a los rituales de la mayoría de edad y las consecuencias económicas y sociales de la fiesta. Es un gran libro para cualquier persona interesada en la juventud norteamericana de hoy: los padres, maestros y los propios adolescentes. Álvarez pasó un año investigando y asistiendo a cumpleaños de quince, averiguando cuáles son los rituales favoritos y lo que significa para las niñas. Ella también investigó lo que costaban los vestidos, las sesiones de fotos, entrevistó a personas que trabajan en la industria de los quince como organizadores y pasteleros. Después de todo hay más de 400.000 jóvenes latinas que cumplen 15 cada año y con el promedio de gasto de 5.000 dólares (muchas veces, muchísimo más costoso), los recursos financieros y la importancia cultural de los quince no debe ser subestimada.

 

Álvarez estructura su libro en torno a la ceremonia de Mónica, desde la etapa de planificación de ensueño hasta las últimas horas de la vertiginosa aventura real. Al intercalar la narración con partes de la historia de su propia juventud, Álvarez se recuerda a sí misma y a los lectores que en algún momento todos hemos sido adolescentes confundidos y con ganas de comernos el mundo. A la vez comprensiva y crítica, Álvarez no pone la celebración como una pérdida de dinero ahorrado o como una mera presentación de las hijas para el mercado del matrimonio sino que el lector la ve como una tradición cultural esencial para los adolescentes de hoy en día como conexión a sus raíces latinas.

 
 Mi propia experiencia

Después de haber crecido en una familia dividida entre varias culturas he aprendido a adaptarme a todas las diferentes creencias, tradiciones y estilos de vida. Desde pequeña viví en Madrid, pero mi madre, siendo de Panamá, nunca ha querido que ni mi hermano ni yo perdiéramos las raíces maternas de su patria y por eso siempre ha intentado inculcarnos todas las tradiciones y creencias de la vida panameña.

 

Cuando mi madre mencionó por primera vez la idea de hacer una fiesta de quinceañera, la primera imagen que me vino a la mente fue de una fiesta de cumpleaños con regalos y todo en un formato extra grande como se hace en Estados Unidos. Pero cuanto más investigaba sobre esta celebración y cuanto menos tiempo quedaba para la fecha tan esperada me daba cuenta de que esta celebración no iba a ser sólo una fiesta en la que la gente enseña cuántos amigos tiene y todo lo que tus padres hacen por ti y todo el dinero que se gastan en su hija. La fiesta de quinceañera tiene un significado mucho más puro e importante.

 

Una fiesta de quinceañera no es sólo lo que te separa de tener 15 años o tener 14 sino que la fiesta de quinceañera te separa de ser una mujer o una niña; te separa de si eres lo suficiente madura para tomar tus propias decisiones o si aun necesitas que tus padres te guíen. Pasar por esta celebración te ayuda a darte cuenta de que en un futuro vas a tener que ser tú quien tome tus propias decisiones. En ese día puedes ver cuánta gente te quiere y cuánto tus padres te quieren y cuanto darían por ti. Es importante que esta celebración no se tome con ligereza ya que tiene una gran importancia personal y sentimental.

 

 Las adolescentes opinan

El testimonio de Jacqueline Yap

“ Desde pequeña soñé con tener un quince, siempre he querido poder pasar por esa experiencia y poder ser el centro de atención durante una noche entera. Tener un quince no es sólo tener una fiesta sino que también es tener una celebración con tus familiares y con tus amigos. Es una fiesta que puede ser vista como el resultado de 15 años de vida en el que tus padres han dado todo lo posible por ti y en los que tus padres no sólo te han querido sino que te han demostrado que eres lo más importante de sus vidas”.

 

El testimonio de María Corrales

“Después de haber vivido 7 de mis quince años en los Estados Unidos, no sabía si iba a tener un quinceaños o no. Cinco meses antes de que fuera mi cumpleaños mi madre me dijo que ella quería que yo tuviera un quince y que si yo quería ella me ayudaría a organizar toda la fiesta y todo lo que sea necesario. Al principio no sabía como sería mi fiesta pero después de ver las fotos de sus quince y de oír sus historias, empecé a pensar todo lo que significa tener una celebración así. Estuve nerviosa durante esos cinco meses hasta que llegó el gran momento. Nunca me he sentido tan afortunada de tener raíces latinas y de poder tener una familia y unos padres que me quieren tanto”

COPYRIGHT 2011

 

 


back to top

COPYRIGHT 2011
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Comentario: que genial
Posted: 3/8/2013
Comentario: Querida Alex, Recien empiezo a sentirme que he aterrizado un poco despues de cruzar "el charco," cosa que tu haces todo el tiempo sin pensarlo dos veces. Nunca nunca, nunca que ha gustado viajar en avion y tengo 53 anhos de estar haciendolo, ay, Dios!!! Bueno, los viejos nos diluimos!!! Este mensaje es para decirte lo mucho que me gusto tu articulo sobre las quinceanheras y que se que tu mama y Nanhi tienen que estar tan orgullosas de ti y tus logros. Que emocion, a lo mejor sigues una carrera de escritora!!!! Que sigas cosechando triunfos!!! Ay, es que es tan riquitillo cuando a uno le va bien en la escuela, no??? Con mucho amor, tu tia maritza
Posted: 12/6/2011
Comentario: querida alex, leyendo tu articulo me transporte hace muchisimo tiempo, cuando cumpli los 15, y fue exactamente igual como lo describes, me alegra que siga siendo asi, te felicito
Posted: 11/9/2011
Comentario: I have followed Julia Alvarez's literary career and she is able to express well the latin American culture before. I will read Quinceanera! Nice article, Octavio Sr
Posted: 11/9/2011
Comentario: Muy bueno!
Posted: 11/9/2011
Comentario: Muy buen articulo, no solo la redacción pero la explicación de lo que conlleva cumplir 15 anos! gracias Alejandra
Posted: 11/8/2011