add this print this page

¡Queridísimos reyes magos!

Por Juve Santiago Méndez
February 2011
Queridos reyes vagos magos: este año me he portado muy pero muy bien. Y por eso quiero que me traigan todos mis regalos, P.D., los quiero mucho... ¡Ay! aquellos tiempos.

El 6 de enero es el día mas esperado por muchos niños alrededor del mundo, millones de cartas serán leídas por Melchor, Gaspar y Baltazar, quienes toda la noche se encargarán de dejar los regalos a los niños del mundo. Sigo sin entender por qué a mi no me dejaron lo que les pedí, siempre me trajeron lo que ellos quisieron. Yo les pedía el juguete de novedad y en vez de eso me despertaba y encontraba materiales didácticos, libros, diccionarios y enciclopedias.

A consecuencia de este trauma infantil me di a la tarea de investigar quiénes eran y dónde localizarlos para organizar una manifestación y marchar junto con todos los hombres y mujeres desilusionados hacia su morada u oficinas y hacer un plantón tipo ciudad de México, de esos que desquician el trafico. Aquí lo que descubrí.

Mi investigación

Cuenta la historia que durante el nacimiento del niño Jesús en un pesebre en Belén, tres reyes extranjeros llegaron montados en camellos, a entregarle tres regalos de gran riqueza simbólica: oro, incienso y mirra.  

Un religioso del tema me recomienda que lea el evangelio bíblico de San Mateo 2-12-1 en donde se menciona que en la época de Herodes llegaron a Jerusalén unos magos a preguntar por el rey de los judíos que acababa de nacer, pero nunca señaló que fueran tres, ni que fueran reyes, sólo que venían de Oriente y con esto nos preguntamos, ¿de dónde sacaron que eran tres?

Según la afamada página Wikipedia, en el siglo V, el Papa León I el Magno estableció oficialmente su número en tres para toda la cristiandad. A mediados del siglo VI, en la iglesia de San Apolinar Nuovo, en Rávena (Italia) se les asignaron los nombres de "Melchor", "Gaspar" y "Baltasar",que supuestamente equivalen en griego a "Appellicon", "Amerín" y "Damascón" y en hebreo a "Magalath", "Serakin" y "Galgalath".

En una larga e interesante charla con mi amigo David Cepero, gran estudioso de la Biblia, supe sobre el origen y el día de su visita al niño Jesús. 

La historia cuenta que Melchor provenía de Persia, Gaspar de la India y Baltasar de África. El origen de los Reyes Magos fue creado por la iglesia católica con el objetivo de universalizar el acontecimiento. La teoría más aceptada es que provenían de la antigua Persia, aunque algunos creen que procedían de Yemen y que iban siguiendo la ruta del incienso, uniendo Egipto con India a través de Arabia.

El día de la llegada Herodes se vio burlado por los magos y dio la orden de aniquilar a todos los niños menores de dos años de Belén y sus alrededores.

E rey había indagado acerca del tiempo en que los magos habían salido de oriente siguiendo la señal del nacimiento de Jesús, lo que indica que el suceso debió pasar cuando Jesús tenía más de un año de edad, y dada la cercanía geográfica entre Belén y Jerusalén, esos dos años estimados por Herodes hacen creer que el suceso ocurrió "dos años después del episodio del nacimiento del Mesías".

Los regalos de oro, incienso y mirra tenían en la antigüedad mucho valor y un gran significado.

Algunos investigadores señalan que representan las tres cualidades de Cristo: Dios, Rey y hombre. Otros señalan que el oro fue entregado por la pobreza de los padres, el incienso para contrarrestar el mal olor del establo, y la mirra para ungir al niño, fortalecer sus miembros e impedir que se le acercaran parásitos e insectos.

Con respecto a la estrella que seguían los "tres" magos, hay un evento astronómico que sucedió en el 7 a. C. (año en el que se conjetura el verdadero nacimiento de Jesús), que consistía en la conjunción de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis. Es decir, una explicación totalmente científica.

En el año 2000 Robin Wainwright y otros 60 hombres se propusieron hacer el mismo recorrido que, según relatos y mapas antiguos, habían hecho los Reyes Magos. Probaron entonces que un recorrido tan extenso no es imposible si los camellos están bien equipados y se organizan los períodos de marcha y descanso. Eso sí, tardaron 83 días en cruzar Irak, Siria, Jordania y Cisjordania.

Y pues ni modo me quedare con la frustración de que los Reyes magos (que no eran tan reyes) no me trajeran lo que les pedí, al igual que mi amiga Alma que de niña pidió una Barbie y argumenta con mucha desilusión que le trajeron a la prima de esta ya que no se parecía en mucho...


back to top

COPYRIGHT 2011
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.