add this print this page

usos y costumbres

Carpeta-alfombra: todo es españolo para mí

Por Georgina Kronfeld
December 2010
Durante su historia, el idioma español, o castellano, se ha transformado a causa de las interacciones entre las personas de muchas regiones, países y culturas. ¿De dónde vienen las palabras que usamos a diario? ¿Cómo algunas palabras se convierten en palabras oficiales (en los diccionarios) y otras se convierten en palabras aceptables o familiares?
Por ejemplo, la palabra “carpeta” no existe en el diccionario de la Real Academia como un tejido de lana o de otros materiales para el piso, pero se encuentra esta definición:

Útil de escritorio que consiste en una pieza rectangular, generalmente de cartón o plástico, que, doblada por la mitad y atada con cintas, gomas o cualquier otro medio, sirve para guardar o clasificar papeles, dibujos o documentos.

Si se busca la palabra “alfombra” en el diccionario de la Real Academia se encuentra la definición que los estadounidenses asociamos con la palabra inglesa “carpet”, pero también se puede descubrir que la palabra “alfombra” no es derivada del latín, como la mayoría de palabras españolas, sino que proviene de una palabra árabe: “alhánbal”. 

Entonces, aunque se puede oír la palabra “carpeta” hablada (para un tejido para el piso), es una palabra del “spanglish” – una mezcla de español e inglés –y no es oficial. Pero hace muchos años, la palabra “alfombra” también provino de una palabra extranjera y hoy en día es considerada una verdadera palabra española.

Íberos, romanos, bárbaros y moros

Al principio, la Península Ibérica fue poblada por los iberos o tribus ibéricas. Los romanos conquistaron la península alrededor de 200 a.C. y la dominaron como parte del Imperio Romano. Entonces el español originalmente se desarrolló de la lengua romana – una forma coloquial del latín – y como todas las lenguas romances, el español tiene casi la misma gramática que el latín. 

Cuando cayó el Imperio Romano, la Península Ibérica fue conquistada durante el siglo V por los visigodos. Más bárbaros que gente culta, estas tribus alemanas no dejaron una gran influencia física en la Península Ibérica –como la arquitectura o las carreteras– ni una gran influencia etérea. Así que la lengua española no fue desarrollada ni cambiada por los visigodos.

Después de los visigodos, en el año 711, la península fue conquistada por los moros o árabes. Los árabes trajeron una cultura que influyó la península ibérica. Se puede ver la arquitectura árabe en muchas ciudades de la España moderna, de hecho, es difícil no encontrar las tejas geométricas de los árabes en los pisos españoles. Con esta cultura vino también la lengua árabe que influyó en la formación de la lengua española. Hoy en día, la cuarta parte del español moderno proviene de palabras árabes. Además de “alfombra”, se pueden encontrar muchas palabras españolas en el diccionario de la Real Academia que son derivadas de palabras árabes como:

“jarra” (que proviene del árabe “ǧárra”)

“naranja” (que proviene del árabe “naranǧa”)

“ajedrez” (que proviene del árabe “aššaranǧ o ašširanǧ”)

“alcalde” (que proviene del árabe “alqái,”)

“ojalá” (que proviene del árabe “law šá lláh” y que significa “si dios quiere”)

Para el año 1492, España se había unido bajo una monarquía cristiana por el matrimonio de Isabel de Castilla y Fernando de Aragón. Los árabes habían luchado contra los cristianos y habían perdido el control de la península – incluyendo su capital, Granada. El mismo año, después de recibir la financiación de los Reyes Católicos, Cristóbal Colón llegó a las costas de América. En ese momento la lengua española se estableció como una forma de latín, influida por las lenguas árabes y germánicas.

Nuevo mundo, nuevas influencias

En el nuevo mundo, el español se abrió a otras influencias. Aunque Cristóbal Colón estaba interesado principalmente en el comercio, vinieron luego otros hombres que querían conquistar la tierra de los indios –como los hidalgos de la Reconquista querían reconquistar la tierra ibérica de los árabes. En la parte del Nuevo Mundo conquistada por los españoles, había existido una mezcla de civilizaciones indígenas – cada civilización con su propia lengua. Cuando llegaron los conquistadores Hernán Cortés y Francisco Pizarro, entre otros, los españoles lucharon y derribaron a los dos grandes poderes existentes: los aztecas y los incas. Poco a poco la gente indígena se vio obligada a adoptar la cultura española, incluyendo su lengua. Sin embargo, hoy en día existe lenguas indígenas preservadas en América Central y del Sur, pero para la mayoría de los países sudamericanos, el idioma oficial es el español.

La influencia más reciente de la lengua española ha sido el inglés. Estados Unidos comparte frontera con América Latina y la gente se mueve a través de la frontera; para inmigrar, para las vacaciones, para el trabajo, y hay una enorme población de hispanos que vive en los Estados Unidos. Las palabras inglesas son más y más comunes en el discurso de las personas hispanas, y mucha gente en Estados Unidos y Latinoamérica hablan una lengua nueva: “spanglish”. Esta lengua es muy informal – en el spanglish se pueden encontrar palabras que son verdaderas palabras españolas, pero son falsos parientes o cognados, como:

“carpeta” (que significa alfombra) 

“asistir” (que significa atender)

“atender” (que significa asistir)      

“chatear” (que significa charlar)

También se pueden encontrar palabras derivadas de palabras inglesas como:

“parquear” (que significa “estacionar” y proviene del inglés “to park”)

“lonche” (que significa “almuerzo” y proviene del inglés “lunch”)

“hanguear” (que significa “pasar tiempo con alguien/as persona/s” y que proviene del inglés “to hang out” y es mi frase favorita)

Aunque el spanglish todavía no ha sido reconocido como lengua oficial, en el futuro tal vez sea una lengua verdadera. En el mundo actual, con nuestra capacidad de viajar y comunicarnos, es cada vez más difícil argumentar la pureza de cualquier lengua. Desde su nacimiento la lengua española ha sido influida por muchas otras lenguas ¿quién sabe cuáles lenguas la influirán en el futuro?

¿¡A vacunar la carpeta!?

Si usted habla hoy en día con una persona de Centroamérica y una persona española y usa la palabra “carpeta” refiriéndose al tejido que cubre el piso, tal vez no moleste a la persona centroamericana, pero la persona española estaría un poco desconcertada. La persona española podría decir que la palabra “carpeta” es un dicho gringo y que la forma correcta en español (si se habla de un tejido de algún material puesto el piso) es “alfombra”. Eso quizás es verdad ¿pero de dónde proviene la palabra “alfombra”? ¿Proviene de la Península Ibérica, donde está ubicada España, o de otro lugar?


*Adaptación de un ensayo escrito para la clase Español 202 con la profesora Melanie Nicholson de Bard College.



back to top

COPYRIGHT 2010
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Comentario: Esta profesora de Español no tiene mucha idea del idioma que enseña.
Posted: 9/26/2013