add this print this page

Medio ambiente

Estados Unidos y el protocolo

En camino a la Cumbre de la Tierra en Cancún

Por Carla Bruno
June 2010
El calentamiento climático ed incuestionable y lo evidencia el aumento de la temperature media del aire y de los océanos, el derretimiento generalizado de hielo y nieve y el crecimiento medio global del nivel del mar. Si continúan o aumentan las emisiones de los gases de efecto invernadero en los índices actuales, se alterará la frecuencia e intensidad de los fenómenos meterológicos, que tendrán efectos extremadamente adversos sobre los sistemas natuarles, y sobre nosotros, los seres humanos.

El cambio climático afecta a las economías, las políticas y a las sociedades de todo el mundo. No respeta fronteras geográficas y es por eso que existen respuestas frente a esta amenaza en todo el mundo y a gran escala, además de los esfuerzos particulares de los gobiernos nacionales y del sector privado. A nivel internacional, en 1992 en las Naciones Unidas se firmó la Convención de Cambio Climático con el objetivo de estabilizar la emisión de gases de efecto invernadero, que después dio nacimiento al Protocolo de Kyoto, que fue renegociado en diciembre de 2009 en la Cumbre de Copenhague, con muy poco éxito.

Desde hacía tiempo se daba por sentado que la suerte de Copenhague estaba plenamente en manos de Estados Unidos y China. Recordemos que Estados Unidos es uno de los mayores emisores mundiales de gases contaminante, pero nunca ratificó el Protocolo de Kyoto y en la última Cumbre tampoco se comprometió a una reducción cuantificada de gases. Estados Unidos ha argumentado sistemáticamente que las reducciones obligatorias perjudicarían a su economía y forma parte del grupo de países desarrollados que desean el fin del Protocolo y la elaboración de un nuevo acuerdo global en el cual las naciones en vías de desarrollo también se comprometan internacionalmente con metas de reducción.

Sin embargo, en la última Conferencia, hasta último momento hubo gran expectativa por el compromiso que el país contraería y por la ayuda financiera que el presidente estadounidense Barack Obama propondría para los países menos desarrollados, pero nada de esto sucedió. La responsabilidad por el aparente atraso del país en las negociaciones recae sobre el Senado estadounidense porque Obama no quiere firmar ningún acuerdo que, como ocurrió con el de Kyoto, suscrito por Bill Clinton, no sea después refrendado por el Congreso.

China, por su parte, no está dispuesta a hacer movimientos relevantes en ese campo que no vayan acompasados por Estados Unidos y lo mismo sucede con Indonesia y Japón.

Finalmente, se postergaron los compromisos para un momento posterior, quizá para la conferencia que se celebrará a fin de este año en Cancún, México.

Será un paso más, pero demasiado corto ante un problema global que exige largas zancadas, cuando no una feroz carrera contra-reloj.

¿Qué son los gases de efecto invernadero?

Son una serie de gases presentes en la atmósfera y conocidos por provocar el fenómeno llamado “efecto invernadero”, por el cual son capaces de retener el calor procedente de la energía solar que calienta la superficie terrestre. En principio, este efecto es crucial para la vida tal y como la conocemos, pero en mayores cantidades rompe el delicado equilibrio de la naturaleza y a medida que el planeta se calienta provoca cambios en el clima, como lluvias torrenciales, inundaciones, vientos huracanados, sequías, olas de calor y heladas, entre otros desastres naturales.

 Estos gases son: Dióxido de Carbono (CO2), Metano (CH4), Óxidos de Nitrógeno (NOx) Ozono (O3), Clorofluorocarbonos (CFCs). Los principales emisores de estos gases son los procesos industriales que implican combustión, tanto en industrias como nuestros automóviles y calefacción de la casa. Algunos contaminantes provienen de fuentes naturales como los incendios forestales y de los volcanes que arrojan dióxido de azufre.

ANUNCIO: ¡Pasa-La-Voz!

Esta revista no es de usar y tirar. Al contrario, cuando termines de leerla, pásala a otro que le pueda interesar.

¡Y que siga el reciclaje!




back to top

COPYRIGHT 2010
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.