add this print this page

Sé impecable con tus palabras

Por Dora Inés Grosso García
April 2019

Este es el primer acuerdo del que nos habla el libro los cuatro acuerdos de Dr. Miguel Ruiz y como prometí el mes pasado, vamos a reflexionar sobre la importancia de aplicar este acuerdo en nuestras relaciones de pareja. 
 
Sabemos del poder que tiene nuestro lenguaje y las relaciones se construyen con palabras.

 ¿Cuál es la forma como te refieres a tu pareja? Es amorosa, amable, considerada, honesta, agradecida, agradable, respetuosa. Estás siempre elogiando sus atributos, sus, potencialidades, estás diciendo lo feliz que estas con tu relación. ¿Sabías que hasta las debilidades de una persona se pueden minimizar si la vemos con amor, con compasión, con tolerancia?

Esta es la función del acuerdo número uno, lograr que seamos pulcros y amorosos con nosotros mismos y con los demás, porque cuando dices algo del otro estas reflejando lo que sientes y piensas de ti también. De igual forma sucede con los conflictos en la relación de pareja, muchas veces, se tiende a culpar y a cargar a la otra persona con la responsabilidad de lo sucedido; más cuando se trata de relación de pareja, los dos son responsables y seguramente han contribuido de alguna forma a esta crisis.

Lo interesante de las crisis y conflictos es que son la forma como nos damos cuenta que algo no funciona bien y hay que hacer cambios. Por lo tanto, si lo decimos adecuadamente sin dañar al otro, con la verdad y con compasión, podremos encontrar la solución más adecuada.

Es importante expresar lo que sentimos en el instante, evitando herir a la otra persona.  Podríamos usar palabras como:  Lo que dijiste me hizo sentir………  El comportamiento que has tenido las últimas semanas me hace sentir……  Cuando me hablas de esa forma me afecta………  

La idea es poder expresar nuestra molestia sin juicios procurando el bien para ti y para los demás, si estás muy dolida o dolido por lo sucedido, la mejor palabra podría ser el silencio y respirar para no equivocarnos.
Finalmente les dejo algunas palabras que podemos evitar y remplazarlas por otras, para ser pulcros con el lenguaje.

Nunca, jamás, nada - pocas veces, algunas veces

siempre, todo - muchas veces, la mayor parte, algunas veces

Debe, tiene, toca – podría, posiblemente

Gracias por seguir cultivando la palabra, recordando que la palabra es amor.

Se puede leer el libro completo aquí: https://formarse.com.ar/libros/libros_gratis/inspiradores/LOS4ACUERDOS.pdf

*Dora Inés Grosso García es psicóloga holística y pedagoga: doraigross@hotmail.com

 

back to top

COPYRIGHT 2019
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.