add this print this page

Buen gusto

Arte con reciclados
 

Por Rachel Shamsie
April 2018

El aire, la tierra y el agua son elementos de nuestro mundo que nos ayudan a sobrevivir y, a cambio, los contaminamos sin siquiera pensar dos veces. Los humanos estamos acostumbrados a no pensar a dónde va nuestra basura después de tirarla o cuán agradecidos deberíamos sentirnos por tener agua potable.
 
La profesora Ellen Driscoll enseña este semestre una clase de escultura de arte en Bard College llamada “el Aire, la Tierra, y el Agua”. Ella comienza las clases con visitas al botadero de basura o la planta de desechos para que los estudiantes estén informados sobre los efectos que tienen el tirar basura sin pensar y no reciclar, y también para saber qué sucede después de descargar el baño. 

Sus estudiantes han tenido que hacer esculturas usando basura del botadero de basura o cosas desperdiciadas que nuestra sociedad usa a diario. La estudiante Ciara Collins hizo un espejo formado por árboles navideños y pedazos de espejo (el cual ilustra la portada de La Voz de este mes); otro estudiante, Will Santora, hizo una escultura de un árbol de metal que tenía basura como las hojas.

Debido al calentamiento global cada vez más glaciares se derriten creando un aumento en los niveles del mar. Otra preocupación escrita en un artículo sobre el calentamiento global, específicamente el derretimiento de los glaciares. Según parece, como las antiguas plagas están atrapadas en el hielo que ahora se derrite, las plagas más antiguas podrían volver a extenderse y afectarnos.

Otra tarea asignada a los estudiantes era diseñar una escultura de algo que echarán de menos o desaparecerá debido al calentamiento global, congelarla y, al igual que los glaciares, observar cómo se descongela. Los estudiantes fueron creativos con la tarea, algunos esculpieron pequeños platos de comida de su país de origen, una botella con una letra, o una escultura de plantas en peligro de extinción en el Valle del Hudson.

Ver las esculturas fundirse me hizo dar cuenta de que los humanos estamos afectando negativamente a la Tierra. Tenemos la responsabilidad de hacer un esfuerzo para ayudar al medio ambiente. Cosas como reciclar, separar los desechos orgánicos para abono, duchas más cortas, o comer menos carne pueden hacer un cambio. Es hora de dejar de ignorar el problema del clima y comenzar a hacer algo para ayudar.

*Rachel Shamsie es estudiante en su segundo año en Bard College,
 

back to top

COPYRIGHT 2018
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.