Raquel Rabinovich en su estudio, foto de Douglas Baz<br /> 
Raquel Rabinovich en su estudio, foto de Douglas Baz
 
add this print this page

Raquel Rabinovich, hacer visible lo invisible

Por Elisa Pritzker
July 2017

La multipremiada artista Raquel Rabinovich nació en Buenos Aires en 1929 y vive en los Estados Unidos desde 1967.  Recibió numerosos honores, entre ellos una National Endowment for the Arts Fellowship y un Lee Krasner Award for Lifetime Achievement de la Pollock-Krasner Foundation. Entrevistas a ella se encuentran en el Oral History Program of the Smithsonian Institution Archives of American Art y la revista The Brooklyn Rail. Representó a los Estados Unidos en la Bienal de Cuenca en 2009. Artículos sobre su obra han sido publicados en Art in América, Sculpture Magazine y The New York Times, entre otras. Sus obras están incluidas en colecciones públicas y privadas en los Estados Unidos y en el extranjero.  Ha participado en muchas muestras en galerías, museos y espacios alternativos. Vive y trabaja en Rhinebeck. 
Elisa Pritzker: Raquel ¿cómo y cuándo comenzó tu carrera en las artes plásticas?  
Raquel Rabinovich: Yo sabía desde muy joven que quería ser artista. Comencé mis estudios de pintura en Córdoba en 1948. Después continué estudiando en Paris y en Edimburgo, pero creo que el aprendizaje más significativo vino de ver obras de arte extraordinarias en los museos de Europa.  Regresé a Buenos Aires en 1961, y ahí comenzó un periodo muy importante de reflexión y cuestionamiento que me llevó a crear la serie de pinturas llamada La obscuridad tiene su luz.  Esta serie marcó el comienzo de mi continuo interés en explorar aspectos de la existencia que no vemos: lo que esta detrás de la apariencia y parece ser invisible.
 
EP: ¿Influyen tus raíces argentinas en tu arte?
RR: En cuanto a la Argentina, de donde me fui cuando era muy joven, creo que la influencia importante en mi arte ha tenido que ver con la capacidad de estar abierta a experiencias cosmopolitas.  También encontré otras fuentes en la poesía, y en mi práctica espiritual de meditación que es de origen budista.
 
EP: Tus obras son en dos y tres dimensiones. Cuéntanos acerca de tu obra y los medios que empleas para su realización.
RR: Trabajo con oleo en mis pinturas. Los medios que empleo en los dibujos son variados, desde el grafito hasta la carbonilla, desde el pastel hasta barro de ríos del mundo. Los materiales de escultura incluyen vidrio templado en las décadas de 1970-1980 y piedra desde la década de 1990. Algunas esculturas de piedra están instaladas en las orillas del Río Hudson y aparecen y desaparecen según la subida y bajada de las mareas del río. Creo que mi arte es una metáfora que trasciende el carácter físico de los materiales que uso. Es un lenguaje indirecto en el que trato de hacer visible lo invisible. Esta paradoja ha sido y continúa siendo la esencia de mi obra en los últimos 55 años. 
 
EP: Tu carrera está documentada en un archivo del Smithsonian. ¿Cómo fue esa experiencia de documentar tu carrera en forma oral?
RR: Fue una experiencia muy interesante, ya que me dio la oportunidad de descubrir el hilo que conecta toda mi obra a través del tiempo en las distintas etapas de mi evolución artística.
 
EP: ¿Cuáles son tus próximos proyectos?
RR: Voy a exponer en la Y Gallery en la ciudad de Nueva York una serie nueva de pinturas y dibujos, Threshold.  También voy a exponer obras sobre papel en la biblioteca de Vassar College.
 
Para más información www.raquelrabinovich.com
 
*Elisa Pritzker, artista y curadora independiente escribe la sección “La esquina de las Artes” para La Voz y ABClatino,  www.elisapritzker.com

 
 

back to top

COPYRIGHT 2017
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.