add this print this page

De esa agua no he de beber

PFOS contaminan el agua de Newburgh

Por Patricia Acosta
July 2016

A través de un comunicado de prensa, el día 2 de mayo, la población de la ciudad de Newburgh, en el condado de Orange, se enteró de que había un estado de emergencia. Se había descubierto PFOS, una substancia química tóxica para el ser humano, en el Lago Washington, la fuente de agua potable de 29 mil personas. Un mes y medio más tarde, el lunes 21 de junio, hubo una reunión pública en Mount Saint Mary College para informar a la comunidad de lo (poco) que se sabe de PFOS y lo (poco) que se puede hacer al respecto.
 
Para esta presentación vinieron el Gerente de la Ciudad de Newburgh, Michael Ciaravino, quien fue el primero en dar la alarma, informar al público y en poner a la ciudad de Newburgh bajo estado de emergencia. También estaban presentes la Alcaldesa Judy Kennedy; Judith Enck, Administradora Regional de la Agencia de Protección Ambiental (EPA);  Martin Brand, Director Regional del Departamento de Conservación Ambiental del Estado de Nueva York (NYS DEC); Nathan Graber, Director del Centro de Salud Ambiental, Departamento de Salud del Estado de Nueva York (NYS DOH); Dan Shapley, Gerente del Programa de Calidad del Agua, Riverkeeper; y otros.
 
Lamentablemente, el auditorio estaba prácticamente vacío. El pequeño segmento de la ‘comunidad’ que estaba presente se había enterado de la reunión por casualidad y a último momento. Las comunidades afro-americana e hispana de Newburgh estaban casi ausentes.
 
Comenzó Ciaravino explicando esta tragedia ambiental, y sus posibles impactos a la salud de la comunidad, cubriendo todos los aspectos del suceso. Desde su decisión inmediata de cambiar la fuente de agua del Lago Washington a la Laguna Brown, al descubrimiento, o fuerte sospecha debido a los niveles extremadamente elevados de PFOS encontrados ahí, de que la fuente del tóxico contaminante es una laguna, designada como ‘Recreation Pond’, ubicada dentro de la base de la Guardia Nacional, en Newburgh. 
                                                                                                     
Ciaravino compartió información muy alarmante sobre, entre otras cosas, la falta de regulación del agua potable de Newburgh. Aparentemente, se desconocen los límites geográficos de la cuenca del Lago Washington. Esto quiere decir que no hay forma de saber los orígenes de todas las aguas que llegan al lago y por lo tanto se desconoce el origen, volumen y composición de contaminantes que pueden ser arrastrados hacia la fuente de agua potable de 29,000 personas. 
 
Judith Enck (EPA) comunicó que no se sabe por cuántos años la población de Newburgh ha estado expuesta a PFOS. Martin Brand (NYSDEC) dijo que desde 2013 el agua potable de Newburgh tiene niveles de PFOS entre 140 y 170 PPT (partes por trillón) y que NYSDEC recién comenzó a analizar el agua de Newburgh en marzo de 2016, a pedido de la ciudad de Newburgh.  Brand también informó que en los años 1996 y 2000 hubo dos sucesos en los que se liberaron PFOS al medio ambiente en grandes cantidades y precisamente en la zona donde sospechan se encuentra la fuente del contaminante.
 
En general, la presentación dejó al poco público presente con más preguntas que respuestas y más inquietos y desconfiados de cómo habíamos llegado.
 

Once cosas para saber sobre los PFOS

Lo que se sabe de PFOS es poco y alarmante. Lo que se sospecha es mucho.
 
  1. Judith Enck (EPA) comentó que el uso de este producto químico debió de ser abandonado hace más de una década, pero sigue siendo utilizado. Ilustrando esta realidad, miembros presentes del Departamento de Bomberos de la ciudad de Newburgh declararon que, muy recientemente, la ciudad de Nueva York había intentado ‘regalarles’ grandes cantidades de espuma, para usar durante ejercicios de entrenamiento de combatir incendios, que contiene altos niveles de PFOS. Esta espuma es una de las grandes fuentes conocidas, contribuidoras de PFOS al medio ambiente. Afortunadamente los bomberos no aceptaron este ‘regalo’ de la ciudad de Nueva York.
  2. PFOS se acumula en la sangre, los riñones y el hígado; nuestros órganos filtros. Una vez que PFOS es absorbido dentro del  cuerpo humano, este material tarda de 15 a 20 años en salir del cuerpo. No se sabe qué tan rápido, o con cuánto retraso, pueden aparecer síntomas, enfermedades crónicas o enfermedades letales a raíz de haber estado expuesto a altos o bajos niveles de PFOS. PFOS también causa problemas a fetos en proceso de desarrollo y a bebés. Además eleva el colesterol y afecta a la tiroides de personas expuestas.
  3. Los filtros de agua, con polvo de carbón activado, comúnmente encontrados en supermercados, no remueven PFOS del agua.
  4. El Dr. Nathan Graber (NYS DOH) mencionó que se están construyendo sistemas de filtración de carbón granulado activado (estos aparentemente sí remueve PFOS del agua) para filtrar el agua potable de la ciudad una vez que se vuelvan a utilizar las aguas del Lago Washington.
  5. Por ahora no hay un lugar donde obtener análisis sanguíneos gratuitos para establecer niveles existentes de PFOS en la sangre de la población afectada.
  6. Los resultados de análisis sanguíneos son solo para documentar niveles de PFOS en la sangre de personas expuestas a PFOS ya que por ahora no se sabe qué hacer con esa información o cómo acelerar la eliminación de PFOS del cuerpo humano.
  7. Aun no se sabe exactamente quién es el culpable de la contaminación ambiental pero se anticipa que los culpables serán responsables por financiar la limpieza del desastre. Debido a que la sospechada fuente de PFOS está dentro de territorio perteneciente al estado de Nueva York, se especula que el estado asumirá responsabilidad financiera por el impacto humano y la devastación ambiental.
  8. Martin Brand (NYSDEC) dijo que reparar la contaminación del medio ambiente llevará años.
  9. El 7 de junio de 2016,  por el bajo nivel de agua de la Laguna Brown, la ciudad de Newburgh comenzó a recibir agua del acueducto Catskill, que transporta agua de reservorios que abastecen a la ciudad de Nueva York. El estado de Nueva York contribuirá fondos para pagar el costo del agua utilizada.
  10. Allison Dunne, periodista de la radio pública WAMC, reportó que la oficina de abogados Weitz & Luxenberg, que en febrero del 2016 entabló una demanda representando a los residentes de Hoosick Falls, NY, cual sufrió una contaminación catastrófica de PFOA (Ácido Perfluorooctanoico - un producto muy cercano a PFOS), ahora está enfocada en la representación de los derechos de los habitantes de la ciudad de Newburgh. Robin Greenwald (Teléfono (212) 558-5500 – Fax (212) 344-5461 – Dirección: 700 Broadway, New York, NY 10003) es la abogada encargada de la unidad de protección al medio ambiente y al consumidor.
  11. El número telefónico para hacer preguntas en lo que refiere a la calidad del agua potable de la ciudad de Newburgh es (800) 801-8092.
 
El tema del agua potable es muy importante. Agua limpia, aire puro y comidas no contaminadas deberían ser tratados como derechos humanos inviolables con los cuales nacemos. Si no actuamos para conservar y proteger estos derechos, nuestros hijos quizás no disfruten de ellos. Mantente al tanto de lo que sucede en tu comunidad y haz oír tu voz. Hazlo por tu familia y por la mía.
 

Para saber más

Hoja informativa sobre PFOS Y PFOA (español): tinyurl.com/avisodesaludEPA
Informe sobre la calidad del agua de Newburgh (español): tinyurl.com/AguadeNewburgh
¿Qué son PFOS y PFOA? (en inglés): tinyurl.com/EPAPFOS
 

back to top

COPYRIGHT 2016
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.