add this print this page

Más artistas se mudan al Valle de Hudson

Por Linda Martson-Reid
July 2015

La región del Valle del Río Hudson se ha convertido en uno de los lugares preferidos por artistas de la ciudad de Nueva York que buscan un lugar más barato y bonito donde vivir. Muchos de nuestros pueblos a lo largo del Río Hudson son fácilmente accesibles por tren (Metro North o Amtrak) o autobús y los artistas se han dado cuenta de lo conveniente que es el transporte público hacia la ciudad de Nueva York.

Uno de los aspectos más atractivos es el hecho de que hasta los lugares menos caros en Brooklyn ahora están fuera del alcance de los artistas que originalmente vivían en esa parte de la ciudad, con un departamento de dos recamaras “barato” costando $2100 al mes. Pero la vivienda más barata no es lo único que los artistas buscan por aquí. También buscan una comunidad en la que puedan participar y un lugar donde puedan hacer alguna diferencia. Aquí en la región media del Hudson, las ciudades de Beacon, Newburgh, Poughkeepsie y Kingston se han convertido en lugares que atraen a más y más artistas por la comunidad que ofrecen. 

A 60 millas al norte de Manhattan, el artista puertorriqueño y residente de Newburgh, Gerardo Castro, ha encontrado una gran comunidad a través de su arte público. Castro comentó: “lo que he estado haciendo los últimos seis años es involucrarme más y más con proyectos de creación de arte público y trabajar como curador de exhibiciones con temas de la comunidad y conciencia pública”.  Hace tres años, organizó el Lightbulb Project (Proyecto Bombilla)  que se instaló durante el primer evento de Newburgh Iluminado en el 2013. Castro quería crear un proyecto de arte público que conectase a artistas y residentes a través de una afiliación colectiva y el hecho de que ambos sean dueños del arte. Añadió, “uno de mis objetivos principales con el Lightbulb Project fue presentar arte que fuera muy accesible y que permitiera a la gente apreciarlo a lo largo de sus vidas diarias, fuera de museos u otras instituciones culturales”.

Newburgh vibra de la emoción al ver su comunidad creativa crecer y ocupar los edificios vacíos. Space Create es uno de estos nuevos espacios que el artista y poeta Decora ha abierto durante el último año. El espacio fue diseñado como un lugar alternativo para trabajo colaborativo entre artistas y empresarios, y para servir de sala de exhibición y eventos comunitarios. Space Create se incorpora a la vecindad donde ya está establecida la galería de arte contemporáneo Ann Street, que exhibe obras de jóvenes artistas así como de artistas de renombre. Virginia Walsh, directora ejecutiva de Ann Street Gallery y residente de Newburgh desde hace nueve años dice que “este es el mejor momento de Newburgh”, reconociendo el creciente optimismo por las artes.

Justo al otro lado del Río Hudson, frente a Newburgh, está Beacon, a 65 millas de la ciudad de Nueva York directamente accesible por Metro North. Desde la apertura de Dia:Beacon en el 2003, Beacon se ha convertido en una ciudad conocida por las artes. La ciudad de Beacon ahora es un destino vibrante para el arte con multitud de galerías, incluyendo RiverWinds Gallery sobre Main Street que también abrió en el 2003. La galería ha expuesto las obras de cientos de artistas desde entonces. “Sabíamos que cuando abrió Dia:Beacon en el 2003 Beacon sería puesto en el mapa del arte internacional” dijo Linda T. Hubbard, una de las dueñas de RiverWinds. “Tomó mucho trabajo de parte de esta comunidad multicultural el apoyar y mantener a una comunidad de arte y crear eventos y oportunidad para los artistas”, agregó Hubbard.

Robert Rodríguez Jr. es un gran ejemplo de los artistas que asumieron la responsabilidad de crear esas oportunidades. Rodríguez, fotógrafo basado en Beacon, ha trabajado con la galería RiverWinds desde el comienzo. Trabajó con Hubbard para crear una página de internet para la asociación de arte de la comunidad de Beacon y ayudó a correr la voz sobre lo que pasaba en Beacon, sus artistas y Beacon Second Saturday.

Avanzando hacia al norte sobre la línea del tren, Poughkeepsie está a 70 millas de la ciudad de Nueva York y es hogar de una de las poblaciones de oaxaqueños más grandes fuera del estado mexicano de Oaxaca. Hay muchos en la comunidad que celebran el Día de muertos, el Día de los reyes magos y la Guelaguetza, un festival de danzas oaxaqueñas. Junto con esta agitada escena de arte tradicional, también hay miembros de la comunidad que participan en el arte contemporáneo.

Poughkeepsie también tiene muy buenos precios en bienes raíces, con una amplia reserva de viviendas que resaltan por su arquitectura histórica, visible en sus fachadas de aluminio, techos altos y detalles ornamentales. Estos factores parecen atraer a los artistas que buscan un lugar barato donde vivir que podría incluir un estudio y que les permitiría ahorrar miles de dólares cada año en comparación con vivir en Brooklyn.

Otro cambio emocionante en el área del centro es la restauración y el uso adaptativo de la fábrica de ropa interior de Poughkeepsie, que ofrecerá vivienda y estudios a los artistas, cafés, viviendas tradicionales y espacios comerciales para los artistas y artesanos así como una cocina comunitaria. También conocido como Queen City, Poughkeepsie organiza un tour a lo largo del corredor del lado de Main Street. Arts Mid-Hudson ha trabajado por más de 3 años para conectar a la comunidad artística con la comunidad empresarial a través de Queen City Arts Initiative (la iniciativa de artes de la Ciudad Reina).

Stephanie JT Russell, conocida como Pina, habló sobre su mudanza de Brooklyn a Poughkeepsie: “En el 2012, los costos de vivir en nuestro querido Brooklyn sobrepasaron nuestros bolsillos. La cercanía de Poughkeepsie a Nueva York, sus hermosas y baratas viviendas y el rico panorama cultural de la región eran una combinación ideal para nosotros. Como artistas, hemos sido energizados por la cálida comunidad creativa y por los activistas culturales que han escogido hacer una vida aquí. Y hemos sido bendecidos por poder cultivar nuestro propio espacio de trabajo en el área histórica de Poughkeepsie a unas cuadras de la estación del tren y del río”.

Julia Whitney Barnes y su esposo, Sean Hemmerle se mudarán a Poughkeepsie este verano. “Hemos pasados los últimos dos años investigando comunidades ubicadas cerca de la línea del tren Metro North que permitan una vida personal y laboral cómoda e inspiradora, y descubrimos que nada se compara a Poughkeepsie. Hemos sido bienvenidos cálidamente y estamos emocionados por el siguiente capítulo de nuestras vidas que verá a nuestra familia crecer, a nuestra comunidad expandirse y a nuestros estudios tener éxito, todo bajo un solo y glorioso techo”. 

Kingston también tiene mucho que ofrecer y se ha vuelto un verdadero imán para artistas que huyen de la ciudad de Nueva York. Kingston fue la primera capital de Nueva York en 1777 y está situada a 91 millas de la ciudad de Nueva York. Esta ciudad alberga una viva comunidad de artistas y artesanos y se ha convertido en un área clave de reubicación para muchos artistas de la ciudad de Nueva York. Una de las últimas atracciones es la restauración y uso adaptivo de la antigua fábrica Lace Mill de Kingston, apoyada por medio de RUPCO.

Este emocionante proyecto ha invitado a artistas activos a considerar hacer de Lace Mill su hogar, rentando alguno de sus 55 unidades disponibles: cinco departamentos de un ambiente, 32 apartamentos de una recámara, 17 unidades de dos recámaras y una unidad de tres recámaras en esta ubicación. El comité que se creó para evaluar las solicitudes está interesado en una diversa selección de artistas. La residente de la ciudad de Nueva York, Patt Blue, ha enviado su solicitud para vivir en un departamento de un ambiente en el Lace Mill, y comentó, “espero poder mudarme a Kingston porque ahí es donde debo estar. Con muy buenos amigos que tienen una pasión por la creación de arte como yo, no se me ocurre un mejor lugar para vivir y trabajar”. 

Recientemente, Kingston ha autorizado una iniciativa para formar una comisión de las artes de Kingston y está buscando establecer un distrito de artes en la ciudad. Como dijo Pina Russell acerca de esta región, “aquí hay espacio para respirar—intelectual y creativamente, y en el mismo sentido, como miembros de una comunidad dinámica de personalidades interesantes”.

 

*Linda Marston-Reid es la Directora ejecutiva de Arts Mid-Hudson, el consejo de las artes de tres condados del área (Ulster, Dutchess y Orange). lmr@artsmidhudson.org  www.artsmidhudson.org, (845) 454-3222

*Traducción al español de Andrés Martínez de Velasco 

back to top

COPYRIGHT 2015
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Comentario: Excelente, aunque estoy en el area de East Site de Westchester y aun asi perteneciente a Hudson Valley, este reporte me emocionia porque cada vez mas latinos creadores estamos dejando huellas Miriam Ventura
Posted: 7/25/2015