Marlene Aguilera, foto de Antonio Flores-Lobos
 Marlene Aguilera, foto de Antonio Flores-Lobos
add this print this page

Sueño americano

Mujeres luchadoras  

Sirviendo a su comunidad en el Condado de Dutchess

Por Antonio Flores-Lobos
March 2015


Para algunos podría parecer un poquito cursi que por ser marzo el mes que celebra el Día Internacional de la Mujer, le dediquemos una nota a dos mujeres hispanas. Pero no por nada, estas mujeres, Marlene Aguilera, de Honduras, y Norma Marcos, de Guatemala, son de esas mujeres luchadoras al grado que la organización Caridades Católicas las ha reconocido como líderes de la comunidad.

A decir verdad, tanto Marlene como Norma se han tomado muy en serio el rol que desempeñan en las comunidades del noreste del Condado de Dutchess, principalmente en la comunidad de Dover Plains. Para ellas no es un trabajo, sino un placer el poder ayudar a sus semejantes, de manera que estos vayan aprendiendo poco a poco cómo mejorar su situación en el país que han adoptado.

Las centroamericanas se desarrollan desde el Programa Kinship, anteriormente conocido como el Proyecto Madres. El programa, promovido por Caridades Católicas, y que consiste en informar a otros sobre los servicios sociales disponibles, utiliza los servicios de las líderes para diseminar información en las varias comunidades donde residen inmigrantes de México, el Caribe, Centro y Sudamérica.

Para eso, Marlene y Norma invitan a cuanto hispano conocen a las reuniones mensuales en Dover Plains, en donde se trata un sinnúmero de temas que afectan, o interesan, a la comunidad hispana.

Hasta ahora, en la reunión se ha hablado de inmigración, finanzas, nutrición y salud, entre otros temas. Como el grupo se reúne diez veces al año, entre todos escogen un tema para discutir por reunión. Una vez seleccionado el tema, Juanita McMahon, coordinadora de Caridades Católicas para asistir al grupo, facilita oradores expertos para que expongan ante el grupo de hispanos, mayoritariamente, deseosos de información que les facilite lograr lo que muchos llaman el sueño americano.

Claro que no todo se trata de ‘infórmame, o dame que vuelo a hacerme ciudadano estadounidense, a tener mi propia casa y carro nuevo’, sino que las reuniones se convierten en plenas faenas sociales, en donde se comparten las deliciosas comidas de los países de donde provienen los asistentes. Un día bien puede haber tacos mexicanos, y otro, pupusas salvadoreñas, baleadas hondureñas o empanadas sudamericanas.

Como esa parte del Condado de Dutchess es más que nada un área rural, la mayoría de los hispanos ya se conocen, de modo que cuando van a las juntas del Proyecto Kinship se sienten como si estuvieran en una reunión familiar. Tampoco faltan las charlas sobre los últimos episodios de las populares telenovelas, o las noticias que salen de sus países.

Pero también estas reuniones son, sin querer queriendo, tremendas sesiones de terapia comunal, en donde se alientan unos a otros para mitigar la nostalgia causada por el duelo de haber dejado a hijos, hermanos o padres en sus países, países que recientemente se han vuelto más violentos e inseguros.

Para Marlene, como para Norma, quienes vinieron años atrás, los Estados Unidos les ofrecen una vida más cómoda, pero sobre todo, más segura. Y sí, hubo momentos en que algunos no les dieron el visto bueno por ser inmigrantes, pero generalmente hablando, ambas aprecian el que la comunidad angloparlante les brinde apoyo y las reciba con los brazos abiertos.

Y como la vida les ha dado tanto: sus respectivas familias, una casa, seguridad, el codiciado estatus migratorio, y hasta un negocio, pues ambas quieren compartir esa fortuna con los otros inmigrantes que ahora pasan por lo que ellas ya pasaron.

El Proyecto Kinship se reúne el segundo miércoles de cada mes, a las 11 de la mañana en la Iglesia de San Carlos Borromeo, ubicada en el 83 de la Mill Street en Dover Plains, NY 12522. Más información llamando al (845) 877-9934





back to top

COPYRIGHT 2015
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.