Evelyn Elizabeth Garzetta. Foto de Antonio Flores-Lobos
Evelyn Elizabeth Garzetta. Foto de Antonio Flores-Lobos
add this print this page

Evelyn Garzetta: primero, lo primero

Por Antonio Flores-Lobos
August 2014

 Después de regularizar su status migratorio, y conseguir “chamba”, posiblemente algo de lo que más necesitan los inmigrantes latinos es el aprendizaje del inglés, el idioma que les va a abrir las puertas en este país y a un nuevo mundo. Por más de 6 años, ese país, ese mundo, y mucho más, se lo ha estado ofreciendo a los latinos del noreste del Condado de Dutchess la puertorriqueña Evelyn Elizabeth Garzetta.


La boricua, que llegó al Valle del Hudson hace 12 años, proveniente de la Ciudad de Nueva York, venía en calidad de jubilada y con la intención de disfrutar de la belleza natural de la región, descansar y leer. Lo que ella no sabía era que su sentido de comunidad y su conciencia social les tenían otro plan. 

En la actualidad Garzetta, quién reside en Millerton, participa en xcatorce juntas directivas de organizaciones sin fines de lucro en su área. Pero los trabajos de los que más disfruta la puertorriqueña, son los que desempeña como directora del programa de Alcance a la Comunidad Latina de la Iglesia Episcopal Grace de Millbrook y como encargada del Programa Comida para la Vida (Food for Life), que se ofrece desde la Iglesia Santo Tomás de Amenia.

Su labor comunitaria de ayudar al necesitado la ha convertido en una de las activistas más efectivas, y queridas entre los latinos del Condado de Dutchess. No por nada, La Voz, que celebra los 10 años de su fundación, ha reconocido su trayectoria, y le otorgará el premio de “inspiradora” a Garzetta. Y es que son cientos los hispanos que se han beneficiado con esa labor de amor al prójimo que diariamente imparte Evelyn.

Para empezar, ella se encarga de organizar y coordinar las clases de inglés para inmigrantes, en las comunidades de Millbrook, Dover Plains, Pleasant Valley y Amenia. Como muchos de estos inmigrantes se pasan el día trabajando en granjas, establos de caballos, jardinería, o limpiando casas, salen en las tardes cansados y hambrientos. Así que las clases de inglés vienen con una cena comunal incluída. Si los padres de familias de pronto no pueden asistir a las clases debido a que no pueden pagar una niñera, el programa se las arregla para ofrecer cuidado infantil, mientras los padres estudian.

También, como parte del servicio a la comunidad, y en colaboración con otras organizaciones comunitarias y gubernamentales,  como Caridades Católicas o la Oficina de los Nuevos Americanos, la activista puertorriqueña se las arregla para ofrecer cursos de alfabetización, ciudadanía y diploma de secundaria (antes llamado GED), y a veces hasta a domicilio.

Además, el programa que dirige Garzetta ofrece préstamos para pagar los costos de solicitud al programa federal DACA, que otorga estatus migratorio temporal con permiso de trabajo a jóvenes que llegaron a Estados Unidos antes de los 16 años, y tienen menos de 30.

Y si un inmigrante necesita de un abogado, la puertorriqueña, que vive con su esposo Joseph, y quien es una devota abuela de ocho nietos, también se las arregla para conseguírselo o dirigirle a donde lo puede encontrar. Los servicios que provee Garzetta son absolutamente gratis, independientemente de que la persona sea creyente o no.

Y como el activismo de Garzetta parece no tener límites, ahora intenta asegurarse de que los hispanos de su región tengan acceso al transporte. Y es que en las pequeñas comunidades es necesario tener un carro, pero para tener un carro se necesita una licencia de conducir, lo cual le es negado a muchos hispanos que son indocumentados.

Para eso, Garzetta se ha empeñado en informar a la comunidad sobre un limitado servicio de transporte público que lleva a los hispanos a los centros comerciales, médicos, gubernamentales o de recreación de Poughkeepsie y noroeste de Connecticut. El servicio, que cuesta $3,50, es ofrecido por el Centro Comunitario del Noreste de Dutchess, y para requerirlo sólo hay que llamar al (518) 789-4259, o mandar un texto (en español) al (845) 232-0121  para registrarse y notificarles sobre a donde necesita ir.

Evelyn, quién considera el inglés como lo primero que el inmigrante latino debe saber, tiende a ser una persona que lleva consigo siempre una sonrisa en su cara. Esta expresión de radiante y contagiosa felicidad raramente se ve opacada, exepto cuando, como dice, “encuentro que una persona está tratando de aprovecharse de alguien que está luchando por superarse”.

 

La Iglesia Episcopal Grace

3328 Franklin Avenue

Millbrook, NY

(845) 677-3064





La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

back to top

COPYRIGHT 2014
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Comentario: Para los que estén interesados en saber cómo funciona la acción ejecutiva del presidente Obama en materia de inmigración que anunció el 20 de noviembre de 2014, favor de leer la información publicada por USCIS, la agencia de inmigración federal, aquí: www.uscis.gov/es/accionmigratoria
Posted: 11/25/2014