add this print this page

cuento

PRÍNCIPE AZUL

Por Robinson David Martínez
December 2010

En el último capítulo, el extremadamente pequeño hombre barbudo le pega una tremenda cachetada al príncipe y este, lleno de rabia, lo persigue en el bosque, los dos alejándose del peligroso azufre amarillento que se aproximaba.  El príncipe se detiene en un hueco circular oscuro y el pequeño hombre barbudo lo empuja. El príncipe cae por un tiempo indeterminado hasta tal punto que se le olvida quién es y a dónde está. El príncipe se despierta en un sitio raro, lleno de luz. El pequeño hombre barbudo le dice que están en limbo, en el país de la auto-duda. el extremadamente pequeño hombre barbudo explota con mil luces y desaparece y el príncipe azul estalla con su rabia roja, preguntando con un grito, "¡¿qué me estás haciendo?!"

parte 4

su fuerte grito hizo hondas en el tejido del ambiente que lo rodeaba. gracias a su ira no observó bien este fenómeno. el príncipe sentía dolor. cuando se ponía rabioso y sus venas se volvían púrpuras y luego rojas, la temperatura de su cuerpo subía y esta oleada de ira caliente se desbordaba en su piel y le dolía. su propia rabia quemaba su piel. él brillaba con la humedad roja del infierno.  

miraba a su alrededor y se sentía diferente. sentía las vibraciones de sus emociones en su pecho y en su estómago. su energía se había acrecentado y veía de nuevo las pequeñas hondas energéticas alejarse de él en todas las direcciones. estaba furioso.  

"¡regresa enano!" el príncipe miró a todo su alrededor, esperando una respuesta. 

silencio.  

temblaba. miró las palmas de sus manos. su rabia disminuía. su piel se volvió púrpura, luego azul. se sentía débil. su piel se puso gris oscura, luego gris y después blanca. siempre que le daban estos berrinches, después quedaba débil, enfermo y siempre vio esto como algo normal. esta vez se dio cuenta de cuanta energía perdía cuando lo arrastraba su rabia. se sintió mareado. se sentó en el musgo verde y brillante.  

"¿a dónde estoy?"

escuchó la voz.

"estás más allá del reino de los sueños, una isla de la cual muchos de nosotros hemos pasado.  llegas aquí cuando aprendes a despertarte en los sueños, cuando te das cuenta que tu vida, tus decisiones, las cosas que tocas son un sueño material, cuando tu dragón interno comienza a abrir los ojos y a bostezar".

el príncipe no estaba seguro si esta voz venía de muy profundo adentro de él o de muy lejos afuera.  

"si estoy más allá de los sueños ¿cómo es que estoy despierto en este momento si nunca he estado despierto antes en mis sueños?"

"estás aquí momentáneamente sostenido por el poder de mi intención".  

"¿qué carajos quiere decir eso?"

"eso no importa ahora, como la mayoría de tus pataletas. además no entenderías. en esta etapa de tu desarrollo espiritual eres un renacuajo y yo soy un árbol de mil años. necesitas reclamar la luz que has perdido".

el príncipe estaba débil. sintió que alguien lo tocó en el hombro. sus pupilas se dilataron. de nuevo se le olvidó adónde estaba. 

sus ojos eran grandes y negros, los ojos de un venado. era delgada, atlética pero elegantemente femenina, piel suave, trigueña y labios bonitos. su cabello negro era una larga trenza y usaba una diadema de oro que se ajustaba en su frente. brevemente reflejaba el sol violeta giratorio. su mirada era suave, consistente, aunque había una fuerza inequívoca en todo su alrededor. tenía un tenue resplandor dorado.  

"tienes muchas preguntas sobre la vida y tu percepción. todos comenzamos igual. pero hay algo tan importante como estas preguntas: el lenguaje más allá de las palabras. lo alcanzas a través de la habilidad de silenciar el diálogo interno y a través del amor a todo. y cuando averigües cómo hacerlo, sin saber exactamente cómo, empiezas a conectar tu cordón umbilical al universo infinito que nos rodea. entonces experimentarás un intercambio de energía y de emociones de vibraciones superiores--las sentirás como sutiles descargas energéticas en tu corazón y en tu cuerpo. es una delicia. entonces verás todo con claridad, con asombro. todo te sabrá a belleza".

el príncipe no comprendía lo que ella le decía, pero mientras hablaba, él iba sintiendo una presión en su estómago y en su pecho. entre más sentía esto más lo trataba de ocultar. sentía cómo se iba desprendiendo, en lo más recóndito de su ser, una profunda burbuja de sentimiento. se puso a llorar. 

"¿qué me está pas--" su llanto era como el sufrimiento de un cachorro con su madre muerta a su lado. 

la mujer de ojos de venado lo miró con cariño y comprensión. se acercó al príncipe y puso su mano en su espalda. él siguió llorando, sintiendo todo su pasado sin entender.  

"confía en tu corazón. respira profundamente".

ella miró a los ojos azules del príncipe. él sintió una miel magnánima en su mirada. ella sonrió, y con una explosión de luz, mil abeja-luciérnagas salieron volando, todas en dirección diferente.  

el príncipe azul se sentía solo. se sentía tan triste. sentado en ese pedazo de musgo verde brillante pensó en sus miedos y todo lo oscuro de su pasado. a través de su corazón  recapituló el álbum fotográfico de todos los dolores y todas las aflicciones de su vida, hasta las cosas que había olvidado. 

"¿por qué me está pasando esto?" 

estaba confundido. el príncipe lloró por mucho tiempo. algo en él se estaba muriendo. lo azul de su piel se desteñía a un amarillo opaco.  

...CONTINUARÁ...


back to top

COPYRIGHT 2010
La Voz, Cultura y noticias hispanas del Valle de Hudson

 

Comments

Sorry, there are no comments at this time.